Embolización de Hemangioma Hepático

Descripción

La embolización sirve para interrumpir el flujo sanguíneo de una lesión y producir una “muerte” de las células de dicha lesión por la falta de aporte sanguíneo.
Se pinchará un vaso sanguíneo (generalmente en la ingle) utilizando anestesia local. A continuación se introducirá un tubo muy fino (catéter), por el que se inyecta un líquido (medio de contraste), que permite ver los vasos sanguíneos en las radiografías. Una vez localizado el sitio exacto de la lesión y su irrigación se administrarán sustancias embolizantes para tapar el vaso que irriga dicho tumor e interrumpir la circulación de la sangre a la lesión.