Fibroscan

fibroscan

FIBROSCAN, alternativa no invasiva a la biopsia hepática

En los últimos años ha aparecido un nuevo método no invasivo e inocuo para el paciente, indicado para evaluar el grado de fibrosis hepática sustituyendo a la biopsia hepática llamado elastografia de transición o FIBROSCAN. Utilizando una onda de vibración pulsátil y de ultrasonidos, es correlaciona la velocidad de propagación de estas con el grado de dureza hepática, llegando a evaluar una área 100 veces superior a la valorada en la biopsia hepática.

Hasta ahora la biopsia hepática se ha considerado como la prueba de elección (gold standart) para la valoración del daño hepático en hepatopatiacrónica. Pero además de ser un procedimiento invasivo no exento de complicaciones, la biopsia hepática ha sido cuestionada al presentar variabilidad intra e intero observador, asociada al pequeño volumen de muestra que puede llevar a errores llevándonos a veces a una clasificación inexacta del grado de afectación hepática, existiendo una tasa de error de hasta un 20%.

La OMS estima que  350 millones de personas padecen de una hepatopatía crónica por virus de la hepatitis B y otros 180 millones  por hepatitis C, de estos el 50 % desarrollaran  fibrosis hepática en diferentes grados llegando a un diagnóstico de cirrosis el 20%.

En España la población que padece una hepatopatía crónica por virus C se estima entre 480.000 y 760.000 pacientes.